La Misa de cada día

Más información aquí

 

 

 

 

 

cerrar

lunes 23 de abril

Semana IV de Pascua

Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor

San Jorge
San Jorge

HISTORIA DE LA FIESTA

350: El màrtir Jorge, llamado por los orientales “el gran màrtir”, goza de una gran veneración en su sepulcro de Lidda (Palestina), sepulcro que el sultán Saladino arrasó en el siglo XII. La tradición nos dice que era de Capadocia (actual Turquía) y que debía morir en la persecución de Dacio (249-251) o de Diocleciano (300-304).

Siglo V: El Decreto Gelasino (índice de libros prohibidos) califica de apócrifa la “Passio sancti Georgii”; nacido en Capadocia la actual Turquía) fue instruido por su madre en el cristianismo y habría tenido el atrevimiento de destruir los ídolos y de matar a sus sacerdotes. Soldado y tribuno se enfrentó a Dacio (249-251) o a Diocleciano (300-304) que lo hizo torturar y decapitar.

600: Su popularidad, que ya se ha extendido por todo el oriente, también lo va haciendo por occidente  a través de la pasión breve (con el rey Dadiano).

Siglo VII: El papa León II (682-683) le dedica una basílica en el Velabro.

Edad Media: Los croatas ven en él un modelo de Caballero cristiano. Y una serie de órdenes religiosas, militares y de caballería lo tendrán por patrón:

Siglo XII:  de Calatrava creada en Castilla,

1201:  de San Jorge de Alfana,

1348: de la Jarretera inglesa, fundada por Eduardo III,

Siglo XIV: de San Jorge de Rougemont creada en Borgoña,

1464: de San Jorge del Sacro Imperio, fundada por el Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Federico III de Austria,

Siglo XVIII: las órdenes de San Jorge de Baviera y de Rusia,

1907: el movimiento escolta creado por Robert Baden-Powell,

1222: el rey Enrique III lo proclama patrón de Inglaterra. Lo será también de Cataluña y Aragón, Armenia, Baviera, Canadá, Capadocia, Grecia, Hannover, Lituania, Malta, Palestina Portugal, Rusia, Sajonia, Serbia, Tirol; y un país-Georgia- lleve su nombre.

Edad Media, final: Comienza a propagarse la imagen del caballero hiriendo al dragón (defensor de todo el pueblo); imagen que coincide con la de otros treinta santos.

1456, abril 17: Las Cortes Catalanas reunidas en el claustro de la catedral del Barcelona lo nombren Patrón de Cataluña; y en 1462 lo ratifican definitivamente.

1459: Las Cortes Catalanas decretan fiesta el 23 de abril, día de San Jorge.

1667: El papa Clemente IX declara el día de San Jorge festividad en toda Cataluña.

1727: Se vuelven a abrir las puertas de la Generalidad para celebrar la fiesta de San Jorge.

Colecta: Señor, alabamos tu poder y te rogamos que san Jorge, fiel imitador de la pasión de tu Hijo, sea para nosotros protector en nuestra debilidad. Por nuestro Señor Jesucristo.

 

 

destacados

Pascua 2018

Ya podéis encontrar en la Librería Claret las lecturas de Semana Santa y Pascua, a continuación destacamos las más significativas.

 

LECTIO DIVINA. PASCUA 2018

La lectio divina es un método –experimentado por la Tradición de la Iglesia– para acercarnos a la Palabra de Dios y penetrar mejor en su significado. Se dice que es como “una escalera para subir de la tierra al cielo”. Sin embargo, lo importante no es el método, sino conseguir una “lectura orante” de la Palabra. Se trata de acercarte a Dios a través de su Palabra y dejar que te muestre su voluntad.

 

 

 

LA PASCUA DEL RESUCITADO

¿Cómo hacer significativo el testimonio de la Iglesia en la actualidad? ¿Qué puede aportar el cristianismo a un mundo que oscila entre sus logros y sus miedos? Estas preguntas acompañan a la Iglesia cristiana desde sus comienzos, pero se han vuelto más acuciantes en la actualidad. Este libro ofrece una propuesta clara, que recoge el centro del Nuevo Testamento: el Resucitado es el manantial de la alegría del mundo. Ese es el tesoro de la Iglesia: lo que la hace existir y lo que la empuja a la evangelización. La teología y la pastoral deben esforzarse para que el mensaje cristiano, toda la Iglesia y todo en la Iglesia, irradien el perfume de la Pascua.

 

REPENSAR LA RESURRECCIÓN

La resurrección constituye una de las marcas más decisivas del cristianismo. Cada vez que se produce un cambio cultural importante vuelve a considerarse el problema de su comprensión, de modo que desde el nacimiento de la crítica bíblica y la entrada de la Modernidad la concepción cristiana ha estado en el centro de la polémica. El planteamiento de este libro se sitúa intencionadamente en este contexto. Mediante una atención prioritaria a los datos histórico-exegéticos, de un lado, y al pensamiento actual, por el otro, propone un "repensamiento global" de la cuestión, atendiendo a esa difícil dialéctica que busca la "diferencia cristiana" no en la contraposición con las demás religiones y con la cultura secular, sino en el diálogo abierto y en la continuidad de las intenciones profundas.